2020 No te Olvidaremos

2020 es un año que ya no olvidaremos. La verdad es que no tenemos ni idea de cuando volveremos a la “normalidad”, aunque creo que ya todos sabemos que nada volverá a ser lo mismo… ya sólo en pensar en las personas que se han quedado atrás… ya duele, pensar en todos aquellos hijos, parejas, padres, hermanos que no han podido despedirse… que no han podido estar al lado de un familiar en sus últimos días, horas ni minutos… es descorazonador,… un abrazo para todos ellos… costará recuperarse, hacer que el recuerdo sea menos doloroso, soportar sus pérdidas,… llevará mucho tiempo, pero poco a poco espero que encuentren paz y sosiego… mucho ánimo…
Mi modo de ver las cosas es que si no hemos sufrido ninguna pérdida directa, no podemos vivir en la queja,… al fin al cabo la inmensa mayoría tenemos un techo, una cama,… abrimos la nevera y podemos alimentarnos, si abrimos el grifo tenemos agua caliente, comodidades, distracciones,… estamos conectados al mundo porque vivimos en una era tecnológica. Y si el esfuerzo que tenemos que realizar es quedarnos en casa para no contagiar a nadie ni contagiarnos,… pués tampoco me parece un precio alto.
Para muchos el teletrabajo, que no lo veíamos factible, al menos a corto plazo, se ha hecho posible prácticamente de la noche a la mañana. Nuestros hijos ya llevan más de un mes realizando sus clases a distancia… los profesores también han hecho un gran esfuerzo, también a ellos les ha sorprendido y han tenido que poner el turbo para que sus alumnos tuvieran sus clases casi de un día para otro. Mis hijas son ya más mayores y se nos ha hecho más fácil adaptarnos a esta nueva forma de vivir. Pero entiendo perfectamente a los padres que tienen niños pequeños… sin salir, teletrabajando con jornadas larguísimas, porque no te puedes aislar en casa si tienes niños pequeños… sus distracciones y tareas duran a veces minutos, y eso hace que no puedas concentrarte en tu trabajo, te exasperes, te agotes, porque no puedes hacer bien las dos cosas a la vez. Muchos optan por pegarse madrugones antes de que los niños se levanten por la mañana y luego tienen que alargar su jornada para compensar el tiempo para atenderles y distraerles… para ellos sí es agotador.
Así que no nos podemos quejar en casa… somos cocinillas, nos gusta salir, pero casi más estar en casa. Llevo haciendo pan en casa hace varios años, el no tener en ocasiones, una panadería tradicional cercana ha hecho que me animara. Así que ahora sufro esta locura de ir al supermercado y no encontrar harina de fuerza y levadura… pero de momento continúo con mi labor panadera. Los viernes y sábados noche hacemos cenas especiales con algún toque dulce para animarnos, una buena peli,… sofá y muchos abrazos… Estamos deseando de poder abrazar al resto de nuestra familia, sobre todo echo de menos a mis padres… 😦
No somos de los que salimos a aplaudir a las 8 y no por no pensar que tengamos que estar agradecidos a todos los sanitarios que están en primera línea, expuestos a todo… ni a las fuerzas de seguridad, ni a los farmaceúticos, a los empleados de los supermercados,… pero creo que todos ellos necesitan un mayor agradecimiento… y que la manera de darles las gracias es quedándonos en casa. Entiendo que aplaudir y salir al balcón es una vía de escape para muchos, una fiesta para los niños,… pero con tantos fallecidos, la verdad que casi me apetece más guardar silencio…
Mi forma de dar las gracias a los sanitarios, enfermeras y doctoras amigas o amigas de mis amigas es regalarles este detalle,… cada uno se relaja en estos tiempos de una manera y yo he encontrado mucha tranquilidad coloreando estos sellos y preparando estas tarjetas… la verdad es que me ha hecho bien y me ha hecho sentir fenomenal aunque sea un grano minúsculo… es mi contribución… así que os animo a distraeros realizando tareas que os agraden, que os relajen….


El sello es de María Medel, podéis encontrar sus sellos digitales en su tienda en Etsy

Espero que os hayan gustado las tarjetas, que os animéis con pequeñas cosas, que encontréis el lado bueno de estar recluidos y que tengáis mucho sentido común y mucha paciencia.
Un abrazo… ya queda un día menos para dar abrazos…

San Valentín 2020

Sí… has leído bien el nombre de la entrada es correcto… si Semana Santa no lo parece y yo tenía pendiente de enseñaros estos puntos de libro o tags… pués puedes llamarme loca… pero igual no es tan descabellado… Al fin y al cabo lo que pretendo, además de rescatar uno de mis últimos trabajos sin publicar, es comunicar un mensaje de amor… sí… muy cursi… pero ahora que es tiempo de estar confinados en casa es mejor hacérselo más fácil a los que tenemos al lado, tener más paciencia, y demostrarlo más… si no era tú caso y no lo hacías pues ponte las pilas. Así que llámame loca o cursi… que… no me importa…
Así que yo sigo con mi tema, y si te apetece seguir leyendo pués bienvenido…
En mi casa no es que nos guste celebrar San Valentín. Somos de la opinión de que el amor hay que demostrarlo todos los días… pero… a mis hijas les gusta cualquier celebración para hacer una fiesta… Nuestra fiesta consiste en hacer una cenita especial… romanticismo familiar y el postre tiene que ser cuqui… vamos que esta vez cayó una tarta tres chocolates.
Para corresponderles les hice un tag o marcapágina. Y aunque mi marido, seamos sinceros, pasa bastante de las tarjetas, creo que esta vez le gustó. Los nuestros las tenemos en un mueble en la entrada de la casa y las chicas pués cada una guarda el suyo en su habitación.
Los sellos son sellos de digitales de la marca Polkadoodles, de la colección “Too cute”. Y los he coloreado con Copics, de la forma con la que los he visto coloreados e intentado emular, son muy fáciles, y como digo siempre, aunque no soy ninguna experta, me gustan mucho como han quedado. Los papeles de fondo son unos sueltos de tema muy L O V E que tenía de hacía mucho y que buscaban una ocasión especial… para mí hay tantas ocasiones especiales…
Y cosidos… no olvidemos que últimamente he cosido bastante… a veces un poco a lo loco, pero no han quedado mal…





No sabría con cuál quedarme de los cuatro… ¿tú tienes tu preferido?

Espero que os hayan gustado. Os animo desde aquí a llevarlo lo mejor posible. Otro día os contaré como lo estamos llevando en casa.
Ahora os dejo que voy a ver si recorto unos sellos que he estado coloreando esta tarde y os enseño otro día cuando estén convertidos en marcapáginas.