Bebe Luna

Uno de los primeros trabajos que hice con Goma Eva era para hacer un regalo, como no.
Y como todo, se necesita práctica. Aunque hay muchas revistas de Goma Eva y he visto cosas muy monas, muchos de los trabajos que he realizado los he hecho sacando los patrones a partir de un dibujo. Las primeras veces tuve la ayuda inestimable de mi profesora Charo. Luego, como todo en esta vida, fui adquiriendo experiencia con la práctica. Cuánto más sencillo sea el dibujo, más fácil será sacar el patrón. Pero poco a poco te acabas atreviendo con todo.
Parte de la dificultad estriba en que hay que sacar piezas enteras del dibujo original aunque en éste sólo se vea una parte, para luego superponer las piezas y darle un aspecto tridimensional.
Todo depende de si va ir pegado, por ejemplo en una caja, o colgado.

Todos los trabajos tienen nombre de bebés “reales”, para quienes fueron creados. Muchos de estos bebés “reales” tengo el placer de conocerlos. Otros tantos no los conozco, pero gente conocida que ha visto mis trabajos me los ha pedido para regalar.
Todos ellos llevan un valor emocional añadido. Son hechos para regalar en un momento muy especial, como es el nacimiento de un bebé.
Me emociona que gusten tanto. Son hechos con mucho cariño.

Estos son los primeros BebeLunas qué hice.
Un bebé durmiendo sobre una manta en una luna, ésta sobre una nube y colgando de ella unas estrellitas… Muy completito. Y a mi parecer, muy bonito, pero con mucho trabajo.
El cordón utilizado es cola de ratón de color amarillo y lila.
Por el aquel entonces el pirograbador lo utilizaba poco: para el lazo del bebé y hacer los cuadritos de la manta.
El trabajo es matizado con pinturas acrílicas, descargando el pincel.

Después decidí hacer otro modelo con menos trabajo. Pero que a pesar de su sencillez, queda muy bonito y dulce.
Además, este BebeLuna ha ido sufriendo continuas evoluciones, le ido añadiendo más elementos y modificando otros.
Al principio matizaba sus contornos con pincel duro y pinturas acrílicas (descargando pintura). Después empecé a utilizar pinturas pastel, y el resultado también es muy bueno.
Al principio el nombre iba escrito con rotuladores de purpurina. En los últimos modelos el nombre es realizado en Goma Eva, matizado con pinturas pastel, unos lunarcitos con rotuladores metálicos y pegados sobre un cartel cortado con tijeras de formitas y con un toque del pirograbador.
He añadido unas estrellitas que dan un toque adicional de color y alegría.

El cabello es también de Goma Eva. No hay dos iguales, de punta, hacia arriba, con flequillo…

Ahora también tienen pestañas… son muy coquetos.

En los primeros modelos, la cara, el cuerpo y las botitas iban pegadas. Ahora los hago cosidos, el resultado me encanta y aunque lleva su tiempo coserlos, prefiero coser que pegar.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

¿A qué quedan muy monos?

De la “A” a la “Z”

No sabría en que categoría clasificarlo: GomaEva o Scrap … Scrap o GomaEva.
La verdad es que es una mezcla de ambos.
Todavía no tengo todas las letras del abecedario, pero tiempo al tiempo…

“A” de Andrea
“B” de Bea
“D” de Darío
“L” de Laura
“MJ” de Mª Jose
“N” de Nicole
“P” de Paola
“S” de Silvia, Sofía o Sandra
Y algunas más que estoy preparando. Ya lo veréis.
A partir de patrones de letras, imprimiendo al tamaño deseado (de 15 a 20cm de alto), transfiero las letras a papel vegetal y recorto para obtener los patrones a reutilizar.
Estas plantillas servirán para pasar la letra seleccionada a la goma eva del color elegido en cada ocasión. Recortamos dos letras y a coser los bordes rellenando con algodón sintético. A veces es necesario empujar el algodón con cuidado con un palo de brocheta o el extremo opuesto de un pincel con cuidado de no forzar demasiado. El algodón se incorpora poco a poco y en cantidad tanto como el volumen que se quiera dar.
Con el pirograbador (el mío es marca Black&Decker CI500) y unas puntas especiales que encontré en Lidl muy monas y que se ajustan perfectamente, voy marcando con cuidado de no perforar.
Después, con pinturas pastel matizo todo el borde.

Con restos de goma eva de diversos colores que van sobrando de otros trabajos voy recortando formitas: corazones, estrellas, flores, imitaciones de botones…
Un toque con el pirograbador y con pinturas pastel y ya tengo unos detalles muy chulos.

También utilizo botones de verdad cosidos en las formitas anteriores, cuentas para pulseras, flores de tela, mariposas, lacitos y todo aquello que se me va ocurriendo. La creatividad no tiene límites.

Luego a jugar con las distintas combinaciones hasta que estés satisfecha con el resultado obtenido.
Los detalles los pego con pegamento tipo Loctite o con la pistola de silicona caliente.

Por detrás pongo velcro adhesivo, aunque le pongo un extra de loctite. Y se puede pegar en puertas o armarios.
Lo meto en una bolsita con lacito y por supuesto hago una tarjetita casera y queda monísimo para regalar.

Espero que os gusten mis letritas.

Ya tengo mi cuadro

Hace mucho tiempo, más de diez años que hago manualidades. Y siempre, al empezar septiembre me propongo hacerme un cuadro para el salón de mi casa. Como tantos buenos propósitos, siempre era pospuesto por otros entretenimientos…

Al fin lo conseguí y es más, ya está colgado en el salón.
En un estilo moderno y compuesto por 5 bastidores está unido con anclajes.
Inicialmente están desmontados.
A cada uno de ellos se le aplica pasta tapa-grietas, más económico que el estuco, y en este caso con resultado bastante aparente.
Para ello utilizamos media tarjeta de plástico de esas que dejan de sernos útiles, pero que no tiramos por un “por si acaso” bastante conocido.
El segundo, cuarto y quinto bastidor he utilizado una plantilla con algo más de grosor que las normales. Fijándola con cinta de carrocero, la llenamos con pasta utilizando de nuevo la tarjeta. Retiramos la plantilla con cuidado y dejamos secar.
Para las flores del tercer y cuarto bastidor he utilizado otra plantilla, en este caso al ser más fina, el resultado también lo es y hay que tener mayor cuidado al aplicar la pasta.
Los colores utilizados: blanco, gama grises, chocolate, ocre y siena. (colores de pintura Americana).
En el segundo bastidor he utilizado la última plantilla, pero con la técnica de estarcido con color chocolate.
En un pequeño recipiente he mezclado pasta tapa-grietas con un pelín de negro hasta conseguir una mezcla uniforme. Con la pasta obtenida de color gris rellenamos una jeringuilla y en unos casos marcando con lápiz y en otros casos a mano alzada realizo el resto de dibujos, ramas, espirales…
Una vez seco, en las espirales, ramas y flores del bastidor central he aplicado pegamento especial para foil. Y pasados unos minutos he aplicado foil para que el resultado quede más brillante.
Los cantos de los cuadros los he pintado con color chocolate y barnizados con barniz Satin. Dos manos.
Una vez montado el cuadro lo he barnizado con barniz mate en spray. Dos veces.
Es un cuadro laborioso, pero que creo ha merecido la pena.